miércoles, 30 de abril de 2014

Lo que estabas esperando: Sketchnote en tres píldoras

Después de un trimestre dando la lata con este dibublog que, sorprendentemente, ha recibido más de 5.000 visitas me he dado cuenta que aún no os he contado qué es esto del sketchnote.

Aunque tengo algún lector defensor de la ñ, que amenaza con dejar de leerme si utilizo palabros en inglés, hemos de reconocer que esta lengua tiene la virtud de crear neopalabros con una gran economía de lenguaje y sin perder, a penas, el glamour.  Del Shakespeariano “sketchnote” al quijotesco “nota bosquejada” hay un abismo que me niego a saltar. ¿Algún filólogo en la sala? ¿Cómo traduciríais “sketch”? ¿Croquis? (croqueta?) ¿Bozeto? (bocio?) ¿Esbozo? (bostezo?). También, nos podemos pasar a una interpretación libre y hablar de “apuntes visuales” ¿Os gusta más? Pero, yo seguiré hablando de sketchnote porque mi gran maestro es Mike Rohde y me ha enseñado a usar la espada láser, digo, el rotu, con su Sketchnote Handbook.



1. ¿Qué es el Sketchnote?


Es una representación gráfica de ideas usando una combinación de palabras y elementos visuales como dibujos, flechas, marcos, etc.

Además de utilizarse para tomar apuntes en una reunión, charla, webinar, etc. una vez que empiezas a plasmar ideas de esta manera, una fuerza cósmica se apodera de tus instrumentos de escritura y te salen monigotes, líneas y tipografías diversas cada vez que anotas algo en un papel.

Una característica del sketchnote es su pequeño formato. Habitualmente se realiza en libretas que no superan el tamaño de un folio. 

Cuando se usan tamaños más grandes, es decir, papelógrafos, tableros o tiras de papel de varios metros de longitud, estaríamos hablando de Graphic Recording (o documentación gráfica).



2. ¿Cómo se hace un Sketchnote?


#1 Escucha activa: Lo primero que necesitas es desplegar tus orejas de Dumbo y centrar toda tu atención en lo que dice el ponente.

#2 Capturar puntos clave: Se trata de identificar y quedarse con las ideas más importantes del discurso.

#3 Llevarlos al papel: Supone ir traduciendo las ideas a lenguaje visual al mismo tiempo que se escucha. Se hace en vivo y en directo: Acabada la charla, acabados los apuntes. Imaginad que estáis escuchando una ponencia en castellano y queréis tomar las notas en inglés. Necesitáis dominar el inglés para poder hacerlo. En el lenguaje visual funciona igual. El primer paso es practicar el idioma, para no tener que estar pensando: “¿cómo se dice coche en inglés?”. Por esto, es imprescindible disponer de una caja personal de herramientas visuales que permita dibujar conceptos en escasos segundos.



3. ¿Para qué hacer Sketchnotes?


Tomar notas utilizando el pensamiento visual mejora la concentración, la comprensión y la memorización de las ideas que se capturan. 

Pero hay un motivo muchísimo más importante: es una sencilla manera de abrir una puerta hacia la creatividad. Tomar apuntes visuales supone utilizar ambos hemisferios cerebrales al mismo tiempo: el izquierdo el del pensamiento lógico, lenguaje verbal, escritura… y el derecho el del pensamiento visual, la creatividad, la imaginación... 

Si habitualmente usamos sólo el hemisferio izquierdo, imaginad todo lo que seréis capaces de crear con un cerebro completo.

¡Animaos a practicar y compartir vuestras notas por las redes!



2 comentarios:

  1. Olé por tu capacidad de síntesis, y de explicar tan claro con pocas palabras!
    Eres muy modesta, pero para mi: genio!
    Un besazo, de alguien que tiene muchas ganas de desvirtualeizion.
    jose ( @asesoriatecnica)

    ResponderEliminar
  2. Gracias Jose! La desvirtualización cualquier día. Vivimos "a carreiriña dun can".

    ResponderEliminar