¿QUIÉN SOY?





Hola
Te doy la bienvenida a Salud Creativa con monigotes. 
Un placer tenerte aquí. Supongo que quieres conocerme un poco más.



Me llamo Mónica. Nací y crecí en Bilbao. Eso imprime carácter. De mi infancia, no tengo mucho que contar. Fui una niña buena y aplicada y nadie consiguió que terminara un plato de lentejas. 




Estudié Psicología y me volví una lectora compulsiva. Al acabar la carrera el panorama laboral estaba complicado. Fueron años de crisis, con altas tasas de paro. Lo que significó una oportunidad para desarrollar profesiones diversas hasta que, por una suerte de carambolas y un exhaustivo proceso de selección, me incorporé a uno de los hospitales del Servicio Vasco de Salud como responsable de calidad. Nunca pensé que trabajaría en el ámbito público, ni que agonizaría como un pez fuera del agua preparando una oposición. Pero, la vida está llena de sorpresas.





Me encanta la naturaleza y fotografiarla. Me gustan las cosas sencillas y la tranquilidad. Prefiero monte a la playa, el pueblo a la ciudad. Me entusiasma aprender cosas nuevas. Acumulo más libros de los que soy capaz de leer. Paso bastantes horas buceando por la red y me declaro adicta a las charlas TED.



Pero, estoy segura de que lo que más te interesa saber es de dónde me viene esta afición por monigotear. Aunque no te lo creas, jamás destaqué por dibujar. Esto quiere decir dos cosas: que no dibujaba mucho y que lo que dibujaba no cumplía unos mínimos cánones artísticos. La verdad es que dejé de dibujar al tiempo que perdía los dientes de leche. 



Hace un par de años entré en contacto con el mundo de la creatividad. El terreno quedó abonado para la semillita que plantó un artivista que se cruzó en mi camino. Y fue regado por todas las personas que destilan su conocimiento en las redes sociales. Así que empecé a hacer monigotes y, de pronto, descubrí varias cosas:

  • Todos podemos dibujar
  • Se pueden hacer fácilmente dibujos muy sencillos para capturar y trasmitir ideas 
  • El dibujo es una herramienta que se puede utilizar para pensar mejor





Ojalá este blog te lleve a conectar con tu hemisferio derecho, tu lado creativo, y vuelvas a dibujar por el mero placer de hacerlo, como en la niñez. Tal vez llegues a asombrarte, como yo, de lo que sale de tu lapicero. Tal vez el dibujo acabe llenando de magia tu vida. 


Abril 2015